Antiguamente llamado Día de la Mujer Trabajadora, en la actualidad es llamado el Día Internacional de la Mujer. Hoy, 8 de marzo, es pertinente recordar que donde surge el éxito, alguien tuvo que tomar una decisión valiente en algún momento. En el ejercicio de la mujer en su rol como empresaria se abarcan iniciativas, emprendimientos, proyectos; y en todos ellos la valentía de la mujer profesional jugó y sigue jugando hoy día un papel protagonista.

Todo aquello que denota riqueza no sólo se basa en el aspecto material

Riqueza es esencia, alegría, adrenalina, es propósito. Las mujeres han logrado todo aquello que se han permitido soñar. Como todos sabemos, tomar decisiones es la esencia del logro y es algo que a lo largo de la historia la mujer emprendedora ha realizado en la búsqueda de su crecimiento personal. Las decisiones pueden convertirse en fracasos o en triunfos, y a la fecha de hoy sigue siendo un reto para las mujeres mantener la toma de decisiones valientes para propiciar resultados mejores, resultados diferentes.

Seamos líderes, transformemos nuestras decisiones en acciones. Agradezcamos cada logro, circunstancia o condición; esa es muestra de nuestra valentía. El mundo es resultado de nuestra percepción; el mundo es el reflejo de nuestra acción.